¿Cómo evitar lesiones en tu entrenamiento diario?.

como evitar lesiones en tu entrenamiento diario gimnasio santutxu

¿Cómo evitar lesiones en tu entrenamiento diario?

Evitar lesiones cuando haces deporte es algo a lo que debes prestar una especial atención. Conocer tu cuerpo y sus capacidades en cada momento, su estado de forma y su límite de esfuerzo es algo que te pondrá en el camino de practicar tus deportes favoritos sin riesgo.

Importancia de un buen entrenamiento personal

Ya seas un profesional o un amateur, es casi seguro que en algunos momentos te embarcaras en algún tipo de competición o evento deportivo solidario en el que tus límites de esfuerzo suelen ser superados y evitar lesiones es esencial.

Para abordarlos sin problemas serán imprescindibles dos cosas: Un entrenamiento regular y unos buenos ejercicios de calentamiento pre entrenamiento y post entrenamiento.

El mantenimiento regular por el entrenamiento personal para evitar lesiones

Sea cual sea el deporte que practiques, es casi seguro que no podrás hacerlo a diario y que cuando lo hagas someterás a tu cuerpo a un nivel de esfuerzo elevado, sencillamente porque quieres disfrutarlo plenamente.

Los deportistas profesionales y de élite no entrenan diariamente en su modalidad competitiva, sino que trabajan su cuerpo en un entrenamiento personal perfectamente enfocado a conseguir un mantenimiento adecuado y una superación de sus cualidades físicas.

Nuestra experiencia en el Gimnasio Santutxu nos demuestra que una programación adecuada de los ejercicios evita, en gran medida, la posibilidad de que se produzcan lesiones. Y para evitar lesiones es vital, la supervisión de un profesor o profesora profesional que tenga en cuenta nuestros objetivos, nuestra forma física y nuestro estado de salud.

La necesidad de estiramientos y calentamiento para evitas lesiones

Lo que va a garantizar el mínimo riesgo de lesión será un buen calentamiento previo y una relajación posterior mediante ejercicios adecuados antes de hacer cualquier deporte.

El calentamiento previo ha de ser progresivo y trabajará diferentes aspectos:

  • Se comienza con unos ejercicios de movilidad general, una carrera suave al trote procurando movilizar todo el cuerpo.
  • A continuación pasarás a una dinámica de puesta en marcha de las articulaciones con ejercicios de movilización y rotaciones. Hombros, caderas y extremidades.
  • La siguiente fase abordará movimientos de desplazamiento dinámico para calentar determinados grupos musculares. Carrera lateral, hacia atrás, saltos o elevaciones formarán parte de estos ejercicios.
  • Tus músculos, tendones y articulaciones terminarán de prepararse con unos estiramientos mediante ejercicios de extensión y contracción que mantendrás durante 20 segundos sin llegar a producir dolor​.

Una vez terminado el entrenamiento habrás de realizar una serie de ejercicios similares que detengan progresivamente la actividad física y busquen la relajación.

En este caso los ejercicios se intercalarán con una buena hidratación y recuperación de sales minerales y glucosa y un aporte posterior de proteína que puede hacerse antes o después de una buena ducha relajante.

De esta forma los músculos vuelven a enfriarse de forma progresiva tras el esfuerzo, adoptando en su memoria el modo para una actividad normal.

Siguiendo estas pautas podrás evitar lesiones y gracias a un entrenador personal, quien te ayudará además a lograr tus objetivos, superando tu capacidad y expectativas.

Llámanos al 944326080 y consigue tu primera clase gratis.

[ssba]

Deja un comentario